lunes, 20 de diciembre de 2010

Ateos ponen en marcha campaña anticristiana esta Navidad


A pocos días de la llegada de la Navidad, las asociaciones de ateos de Estados Unidos se han atrincherado para atacar a los cristianos. Esta vez se trata de una campaña que han puesto en marcha en la cual muestran carteles con mensajes como… «Tú sabes que es un mito», reza un eslogan sobre la escena de un belén y concluye: «Esta temporada, celebra la razón», y no la religión.

«Los adultos con amigos imaginarios son estúpidos», decía otra campaña en la que se identificaba con una señal de prohibición la cruz, la estrella de David y la media luna. «Dios quiere explotación, que su voz sea escuchada, y quiere la propagación de enfermedades que nunca serán curadas», se escucha en el vídeo promocional.

Campañas contra los creyentes

La campaña de las vallas, cuyo costo asciende a unos $20.000 dólares, es patrocinadoa por una organización nacional llamada Ateos Estadounidenses. Según “The Kansas City Star”, David Silverman, presidente de la asociación de Ateos, asegura que el mensaje será publicado por diferentes medios hasta la Navidad. Silverman asegura que las vallas tienen como propósito que las muchas personas que en realidad no creen en Dios, no se vean «obligadas» a celebrar los rituales religiosos. «Cada año se culpa a los ateos de hacer la guerra a la Navidad, aunque no hagamos nada. Este año decidimos darle a la derecha religiosa una idea de cómo parece una guerra», añade.

Además de las vallas, hay varios medios de comunicación programados para esta temporada de fiestas. A estos se une una campaña por un monto de $200,000 que incluirá televisión nacional, prensa y una campaña publicitaria en la revista patrocinada por la Asociación Humanista Americana y la Fundación Stiefel librepensamiento que quiere desafiar a la moral bíblica y al cristianismo fundamentalista.

El mensaje que lleva la campaña tiene la intención de dirigirse a la gente que Silverman describió como ateos armario: los que asisten a servicios religiosos durante las vacaciones sin creer en ellos.

Los estadounidenses reaccionan

La reacción de los estadounidenses no se ha hecho esperar y, lo han hecho de diversas maneras. Por ejemplo, Daled Amos en su blog de análisis político internacional expresó: «Declararle la guerra a la cristiandad en el siglo XXI no es tan arriesgado como a Silverman le gusta pensar. Si quisiera probar suerte, lo siguiente podría ser durante el Ramadán, eso sí que sería una declaración de guerra digna».

Otra firma que ha criticado el cartel ha sido la de Kathryn Jean López, que ha escrito en «National Review»: «Irónicamente, el cartel puede servir para recordar a los cristianos creyentes la verdadera razón de esta época».

El portavoz de la Arquidiócesis de Newark, por su parte dijo que él no está impresionado con la valla. Agregó que la archidiócesis declinó una oferta para comprar un cartel rival, diciendo que tiene formas más constructivas para gastar su dinero. El mensaje de Navidad es muy resistente a verse amenazada por un signo, dijo. “Estamos viendo más de 2.000 años de este mensaje que es parte de la humanidad”, dijo. “Un mensaje en una cartelera que va a estar allí durante un mes no va a cambiar eso”.