miércoles, 27 de julio de 2011

Líderes cristianos piden a Obama proteger “Programas para Los Más Necesitados”


"Estamos comprometidos a resistir los recortes presupuestarios que atentan contra la vida, la dignidad y los derechos de las personas pobres y vulnerables", dijeron los líderes en una declaración conjunta".

WASHINGTON, En una reunión ayer miércoles por la tarde el presidente Barack Obama y altos funcionarios de la Casa Blanca y líderes cristianos nacionales le pidieron al presidente proteger la financiación de programas para los que padecen de hambre y para los pobres, en el debate que se lleva a cabo sobre el presupuesto y en cualquier acuerdo sobre el techo de la deuda.


En la reunión estuvieron representantes de la Asociación Nacional de Evangélicos, el Consejo Nacional de Iglesias, la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos, Pan para el Mundo, Sojourners, la Alianza contra el Hambre, el Ejército de Salvación, la Comisión Nacional del Clero Afroamericano , la Convención Nacional Bautista de América, la Iglesia Evangélica Luterana en América, y el National Hispanic Christian Leadership Conference.

Ellos son parte del “Círculo de Protección”, un movimiento no partidista, que insiste en que el presupuesto es un tema y un documento moral y que las personas pobres y vulnerables deberían ser protegidas y no ser parte de las reducciones del déficit a largo plazo.

Entre el personal de la Casa Blanca, estuvieron en la reunión, la asesora Valerie Jarrett, Directora de Consejo de Política, Melody Barnes, Directora de la Oficina de Religiosas y Asociaciones Barrio Joshua DuBois.

“Como líderes cristianos, estamos comprometidos con la responsabilidad fiscal y sacrificios compartidos. También estamos comprometidos a resistir los recortes presupuestarios que atentan contra la vida, la dignidad y los derechos de las personas pobres y vulnerables”, dijeron los líderes en una declaración conjunta.

“Por lo tanto, nos unimos con otros para formar un círculo de protección alrededor de los programas que ayudan a las necesidades esenciales de las personas hambrientas y pobres en el país y el extranjero”.

La declaración del Círculo de Protección ha sido firmada por más de 60 líderes de denominaciones cristianas y organizaciones religiosas y aprobadas por 45 jefes de organismos de desarrollo, así como los líderes de otras religiones.

“Aplaudimos al presidente por el reconocimiento de que cualquier acuerdo sobre el presupuesto debe proteger a programas vitales para las personas pobres y hambrientas”, dijo el Rev. David Beckmann, presidente de Bread for the World.