miércoles, 6 de agosto de 2014

Ébola: Liberia inicia ayuno para pedir "la misericordia de Dios"


La presidenta del país, Ellen Johnson Sirleaf, llamó a los habitantes del país a quedarse en sus casas y orar por la eliminación del virus.


Los ciudadanos de Liberia comenzaron hoy tres días de ayuno y oración, algo que la presidenta del país, Ellen Johnson Sirleaf, describió como un gesto para "pedir la misericordia de Dios".


La mandataria llamó a los habitantes a quedarse en sus casas y ayunar entre las 06:00 y las 18:00 horas.

Además, señaló que los líderes religiosos conducirán oraciones por "la restauración espiritual, moral y física de la tierra, incluyendo las oraciones por la eliminación del ébola".

El plazo del ayuno culmina el viernes, momento en que se celebrará un servicio de tres horas en Monrovia (capital de Liberia), que será transmitido en la televisión nacional.

Según el útlimo reporte sobre los afectados por ébola en el país, uno de los tres más afectados por el virus -junto con Sierra Leona y Guinea-, hasta el lunes recién pasado se reportaban 282 fallecidos y 516 contagiados.

Las cifras dadas a conocer por la Organización Mundial de la Salud (OMS) han ido en aumento desde el reporte anterior, donde hasta el 1 de agosto se habían contabilizado 255 muertos y 468 contagiados.



Actualmente, todas las escuelas del país se encuentran cerradas y la semana pasada el gobierno decretó un "descanso obligatorio" para todos los trabajadores públicos "no esenciales", por un período de 30 días.

También fueron cerrados la mayoría de los pasos fronterizos, y los pocos que están abiertos son fuertemente controlados para que se cumplan las medidas sanitarias preventivas.

Según la OMS, la incidencia del virus en este país se debe a que "la resistencia de la comunidad sigue siendo alta", pues muchas personas se niegan a llevar a sus familiares enfermos a centros de aislamiento, y prefieren atenderlos en casa y orar por su supervivencia.