lunes, 27 de julio de 2015

Templo satánico inaugura estatua en EE.UU. y provoca polémica

La figura de 2,5 metros se erigió en respuesta a una estatua de los Diez Mandamientos situada en un lugar público, lugar donde también esperan instalarla




Un centenar de adoradores satánicos inauguró este fin de semana en Detroit, EE.UU., una estatua de Baphomet, asociado conúnmente con el macho cabrío imagen alusiva a Satanás y otros demonios.

La ubicación exacta de la figura representada por un hombre con alas, cabeza y pies de cabra, un báculo, un pentagrama y dos niños, se había mantenido en estricto secreto hasta ahora debido a las anunciadas protestas de algunos grupos fundamentalistas. Aún así, cerca de 250 cristianos se reunieron para manifestar su descontento, orando por la ciudad y afirmando que lo último que necesitan es "una fiesta de bienvenida al mal".

La estatua, de 2,5 metros, fue planeada para el Capitolio estatal en Oklahoma City, aunque la Corte Suprema prohibió cualquier manifestación religiosa en esos terrenos. La ceremonia se ofició como respuesta a la autorización de un monumento a los Diez Mandamientos situado en un lugar público, sitio donde el templo satánico planea instalar la figura.