miércoles, 24 de agosto de 2016

CON QUE ESTAS ALIMENTANDO EL CARÁCTER DE TUS HIJOS

Proyecto de ley: Quien imponga la dieta vegana a su hijo podrá ir a la cárcel en Italia
Agencias | redacción 11/08/2016 www.eitb.eus/es/noticias/internacional/
En los últimos meses se han dado casos de niños y bebés malnutridos y con problemas de crecimiento, a causa de la alimentación que les imponían sus progenitores. Día a día crece la polémica.

Los padres italianos que insisten en alimentar a sus hijos con una dieta vegana o vegetariana correrán el riesgo de una condena de hasta cuatro años de cárcel si prospera una iniciativa presentada en el Parlamento italiano por Elvira Savino, del conservador Forza Italia.
Savino ha presentado un proyecto de ley para impedir legalmente que los padres responsables de la alimentación de sus hijos puedan darles "una dieta desprovista de elementos esenciales para su crecimiento saludable y equilibrado", señala el texto.
"Me resulta absurdo que algunos padres están autorizados a imponer su voluntad a los niños de una manera casi fanática, religiosa, a menudo sin el conocimiento científico adecuado o consulta médica. El 'hágalo usted mismo' en estos asuntos me aterroriza", ha añadido.
Algunos pediatras desaconsejan la alimentación de los niños con una dieta vegetariana, al considerar que pueden estar privados de la suficiente nutrición.
La ley propone penas de cárcel de un año para quien críe a un niño con una dieta vegetariana; hasta cuatro años si el niño presenta un problema de salud permanente y hasta siete años si el niño muere como resultado de esta dieta. Se aplicaría a los niños menores de 16 años y las sanciones se incrementarían en un año si el niño es menor de tres.
De hecho, en el país del sol ha habido algunos casos muy mediáticos de niños y bebés que han tenido que ser ingresados por malnutrición, al darles solamente alimentos de origen vegetal.
El mes pasado en la norteña ciudad de Milán, los médicos determinaron que un niño de un año de edad que fue trasladado a un hospital tenía el peso de un niño de tres meses de edad a causa de una dieta vegetariana.
En 2015, un tribunal italiano ordenó a una madre divorciada dejar de mantener a su hijo de 12 años con una dieta vegetariana después el padre del niño presentara una denuncia por el retraso del crecimiento que padecía el menor.
"Si incluso un solo hijo termina en un hospital a causa de este comportamiento, siento que tenemos para proteger a todos", precisa Savino, señalando que ella cree que los pediatras deberían ser obligados a informar sobre los padres veganos a las autoridades, del mismo modo que lo harían si se dieran cuenta de signos de abuso físico en un niño.
El proyecto será discutido por las comisiones parlamentarias previsiblemente durante este año.


Cuanta responsabilidad tenemos los padres en el crecimiento de nuestros hijos, de qué forma las costumbres y los hábitos familiares impactarán en el desarrollo de los menores, esta noticia sin duda nos debe hacer considerar la importancia del alimento que en el hogar se esté entregando a los menores, pues de este dependerá en gran medida lo que nutrirá sus cuerpos, una motivación valiosa para esforzarnos por trabajar y proveer fuentes nutritivas que permitan a los pequeños crecer saludables y priorizar nuestras necesidades dando un valor prioritario al presupuesto en alimentación saludable, dentro de las posibilidades.

Considerar también por otro lado la necesaria preocupación de ser quienes determinen que es lo que nuestros hijos deben recibir como alimento para su cuerpo y no que ellos definan según sus gustos que generalmente tienden a preferir alimentos “chatarras” que solo causaran daño afectando al desarrollo saludable, no porque lloren o nos consideren “malos padres” por no darles solo lo que les gusta debemos ceder a sus deseos, porque es nuestro deber protegerlos y cuidar su alimentación.

Cuanto mayor es nuestra responsabilidad como padres entregar a nuestros hijos el alimento espiritual que les permitirá desarrollar sus carácter guiado por las enseñanzas del Señor, cuan responsables somos de cada día alimentar su vida con palabras sabias y que más sabias que las encontradas en su Santa Palabra, instruye al niño en su camino… cuantas veces lo hemos leído ,,,.pero lo hacemos o es tarea de la escuela…de los compañeros …de los amigos… a quienes estamos dejando la responsabilidad de alimentar el carácter de nuestros hijos ..Tal vez la TV o los videos juegos…de qué se está llenando el corazón de nuestros hijos. Cada tarde el agotamiento y las responsabilidades del día a día no nos permiten alimentar con consejos sabios ni con oídos atentos a sus dudas y necesidades. Quizás pensamos, “Ya llegará el fin de semana o las vacaciones y podremos conversar, les podremos leer la palabra o contar de un personaje bíblico que pueda influir en su carácter”. Y se nos van los días sin alimentar el espíritu de nuestros hijos.


Tal como los jueces italianos están preocupados por la nutrición del cuerpo de esos pequeños, Dios está pendiente de la alimentación espiritual que estamos dando a nuestros hijos , Jesús nos mostró el camino dejad a los niños venir a mí y no se lo estorbéis, esa es la obligación de cada padre y madre ,llevar a sus hijos a los pies de Cristo, fortalecer su carácter con las enseñanzas de Jesús para que su crecimiento espiritual sea con bases firmes y en el momento de enfrentar la vida solo tenga las herramientas necesarias para continuar el camino pues ha crecido alimentándose de la leche y miel más saludable, La Palabra de Dios, esa que fortalece el alma, que hace sabio al sencillo y que es lumbrera perfecta para el caminar del cristiano.