miércoles, 3 de agosto de 2016

DIOS DICE NO MATARAS Y EL HOMBRE DICE QUE LOS ALUMNOS LLEVEN SUS ARMAS A CLASES.





Una controvertida ley que permite llevar armas en las universidades públicas de Texas (EEUU) ha entrado en vigor coincidiendo con el día de la conmemoración del 50 aniversario de una masacre que dejó 14 muertos en el campus de la capital estatal, Austin.

La norma, conocida como "campus carry", permite que aquellos que estén en posesión de un permiso de armas otorgado por el estado - una condición que excluye a los menores de 21 años - puedan llevarlas en la mayoría de instalaciones universitarias con alguna excepción.


El "campus carry" ha entrado en vigor solo para las universidades públicas de Texas, en las que cursan estudios más de 500.000 alumnos, mientras que las instituciones privadas, que podían elegir si implementar o no la norma, optaron por no hacerlo.
En algunas de las públicas han limitado el alcance de la medida a aulas, facultades o bibliotecas, mientras que mantienen la prohibición en residencias estudiantiles, laboratorios o eventos deportivos.




La institución pública más grande y prestigiosa del estado, la Universidad de Texas (UT) en Austin, ha sido también el mayor foco de oposición a una norma aprobada por la Legislatura de Texas, de mayoría abrumadora republicana.

Sus defensores argumentan que la presencia de personas armadas permitirá salvar vidas en el caso de un tiroteo. 

Los detractores dicen que es una bomba de relojería y que la presencia de alumnos armados no fomenta el espíritu de debate universitario.
*http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/detalle/4283368/las-armas-son-legales-universidades-publicas-texas/


Cómo debemos enfrentar el aumento del mal en medio de los siglos, si la maldad del hombre impacta diariamente en la vida cotidiana, las inseguridades, los temores, la exposición permanente de los ciudadanos comunes a la acción de delincuentes y criminales desquiciados.
Desde los primeros tiempos el Señor estableció sus  mandatos
Éxodo 20:13 No matarás
Levítico 19:18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová. 
Con la venida del Libertador Jesucristo, las escrituras y los decretos establecidos en la Ley mantienen su vigencia
Jesús y la ley (Mateo 5:17-20) 17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. 18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. 20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.21 Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. 22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego. 
Lamentablemente el panorama mundial nos muestra que los hombres cada día se empeñan en actuar según su propia prudencia, sin considerar la voz de Dios en las decisiones que impactan en el desarrollo de nuestras sociedades y el mundo que están heredando las nuevas generaciones.
Jesús nos muestra el camino y lo que la humanidad necesita para enfrentar la realidad actual es volver su mirada a Dios, reconocer que Él existe y que sus mandamientos y principios son la verdadera respuesta.
En lugar de armar a los jóvenes con armas de fuego, es necesario que vuelva la Biblia a las salas de clases, que los jóvenes vuelvan a oír la voz de Dios y que su Palabra sea la base valórica de las  nuevas generaciones.