jueves, 18 de agosto de 2016

REACCIONEMOS FRENTE A LA INFANCIA INOCENTE

La foto de un niño de 5 años llamado Omran, que resultó herido en los bombardeos a la ciudad siria de Alepo, ha puesto de nuevo rostro al drama que sufren los civiles a causa del devastador conflicto en el país árabe.
Con el rostro cubierto de sangre y polvo, el menor aparece sentado en una ambulancia tras ser rescatado anoche de una vivienda bombardeada en el barrio de Al Qatergui.


La imagen es un fotograma de un vídeo publicado en internet. El video muestra a uno de los miembros de la Defensa Civil saliendo de entre los escombros de la vivienda con Omran en brazos.
El niño, con pantalón y camiseta corta, es sentado en el asiento naranja de la ambulancia, y mira desconcertado a su alrededor. A continuación se toca la zona de la cara herida y observa con sorpresa su mano, que luego restriega contra el asiento para limpiarse la sangre.


En la ambulancia acaban recogidos también otro niño, una niña y un hombre, rescatados de las mismas viviendas en Al Qatergui.
Este caso recuerda al del niño kurdo sirio Aylan Kurdi, cuya imagen ahogado en la playa turca de Bodrum dio la vuelta al mundo y se convirtió en un símbolo de la tragedia de los refugiados sirios que intentan llegar a Europa.

Las zonas orientales de Alepo, en manos de la oposición, son blanco de bombardeos diarios de la aviación del régimen sirio y de Rusia, en el marco de la lucha por el control de la segunda ciudad del país.

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, denunció hace dos días que en Alepo se está dando "uno de los conflictos urbanos más devastadores de los tiempos modernos". 
De acuerdo a reporte del Telegraph, el niño fue dado de alta, mientras cerca de una decena de menores de 15 años habían sido tratados en los hospitales este miércoles tras los ataques.

La inocencia y el sufrimiento de los niños no pueden dejarnos impávidos, cada día por la misericordia del Señor tenemos a nuestros niños en casa, rodeados de amor protección, alimentos, vestuarios acorde a la temporada, palabra del Poder y amor de Jesús, compartiendo con alegría con sus pares y generando sueños e ilusiones para un próspero y feliz futuro.

Pero no todos los niños en el mundo disfrutan de esa oportunidad, muchos como los que vemos en este reportaje viven rodeados de horror, dolor, pobreza y muchas veces sin lazos que les respalden.



El Señor nos de amor para orar por los sufren, presentar nuestro ofrenda diaria de oración por ellos, considerar el dolor que aflige a la infancia inocente, entreguemos nuestro cuidado también a quienes podamos acercar a Cristo en nuestro diario vivir, seamos sensibles a los niños abandonados, a los que tienen escases no solo económica sino también de protección y amor, seamos la luz que este mundo necesita en medio de tanto dolor.



Pedid y seos dará, pidamos con ruego y suplica por los que sufren en medio oriente, especialmente por los niños y no olvidemos cada día elevar una oración junto a nuestros hijos y nuestros esposos (as) unirnos en oración por quienes sufren y  para agradecer por nuestra familia, por la paz de nuestro país, la libertad de proclamar el evangelio libremente y sobre todo no perdamos tiempo esta libertad debemos usarla en proclamar cada día el mensaje redentor de Jesucristo en la cruz.