viernes, 21 de julio de 2017

Cárcel para cualquiera que diga que homosexualidad es pecado

SUECIA.- Pocas semanas después de que Canadá aprobó una ley donde cualquier persona que critique a los LGBT pueda ser acusado de “crimen de odio”, el gobierno de Suecia incluirá manifestaciones contrarias a la “identidad de género” en la actual legislación, lo que puede resultar hasta ser condenado a prisión.
“Este es un grupo especial vulnerable, que ha sido expuesto al odio desde hace mucho tiempo”, dijo el ministro de Justicia de Suecia, Morgan Johansson.
La legislación sueca sobre el crimen de odio del país actualmente incluye cualquier ataque a individuos basados ​​en su orientación sexual, raza o creencia religiosa. “Queremos alejarnos del concepto de raza, ya que, por supuesto, no hay ninguna evidencia científica de que podemos dividir a la humanidad en razas”, añadió Johansson.
Suecia es el primer país europeo que regula la tipificación de delitos de odio relativos a la población LGBT. Los cristianos parecen ser el grupo más afectado por este tipo de ley, ya que la simple mención de la palabra “pecado” para referirse al comportamiento homo afectivo ya sería suficiente para una denuncia.
La noticia viene en la misma semana en que escuelas cristianas fueron prohibidas de enseñar a sus alumnos a hacer oraciones antes de las comidas y de ofrecer clases bíblicas, pues eso violaría la “Ley de Educación” del país. Con información de Christian Post.

Cristiana egipcia prefiere ser perseguida a negar su fe

MINIA, EGIPTO.- Una de las sobrevivientes de la masacre que mató a 29 cristianos en Minia en Egipto, relató que extremistas del Estado Islámico forzaron a las mujeres a salir del autobús y a renunciar a su fe en Cristo, pero se negaron.
Mariam Adel, una joven madre cuyo marido y nueve de sus familiares murieron en el ataque en mayo, relató el ataque terrorista al diario británico Financial Times el martes desde la cama de un hospital.
Mariam recuerda que los jihadistas dispararon con ametralladoras contra el autobús que transportaba a los cristianos antes de comenzar a matar a todos los hombres sobrevivientes. En cuanto a las mujeres, los radicales ordenaron que salieran del vehículo y se convirtieran al islam.
“¿Renunciar nuestra fe? Por supuesto que no”, dijo Mariam sobre la reacción de las mujeres. “Si hubiésemos renunciado, ellos podrían habernos dejado fuera del autobús y tratarnos bien. Pero nosotros sólo queremos a Jesús y confiamos en que no nos dejará”.
En respuesta, los terroristas robaron de las mujeres sus joyas de oro y teléfonos celulares, llevándose para sí los “despojos de guerra”.
Otro sobreviviente de la masacre de Minia,  fue el estudiante Mina Habib, de 10 años, también relató su experiencia angustiosa. “Ellos pidieron la identificación de mi padre y le dijeron que recitara la profesión de fe musulmana. Él se negó, dijo que era cristiano. Ellos dispararon en él y todos los demás que estaban con nosotros en el autobús “.
“Cada vez que disparaban a alguien, ellos gritaban: ‘Alá es grande’, añadió el chico. Más de 100 cristianos han sido muertos desde diciembre de 2016. Según un miembro cristiano del parlamento egipcio, Emad Gad, hay una fuerte posibilidad de que surjan más ataques. “Las medidas de seguridad pueden ayudar, pero la comunidad está ansiosa y siente que no hay nada que pueda hacer para protegerse”, afirmó.
De acuerdo con Mokhtar Awad, investigador del programa sobre el extremismo en la Universidad George Washington, en Estados Unidos, dijo que los terroristas islámicos culpan a los cristianos fuertemente por apoyar al presidente egipcio Abdel Fattah al Sisi y su represión contra el terrorismo.
“Ellos han incitado contra los cristianos y los culpan de la caída de la Hermandad Musulmana”, dijo Awad. “El Estado Isámico llegó a un punto de generar odio suficiente contra los cristianos para intentar traducirlo en acción”, según informa Christian Post.

martes, 4 de julio de 2017

John MacArthur: ¿Un cristiano gay entraría al reino de los cielos?

EE.UU.-  El influyente pastor John MacArthur ha dicho que “nadie es gay”, comparando la homosexualidad con el robo o el adulterio y argumentando que ninguna persona está “programada” con tal disposición.
MacArthur, un pastor conservador evangélico con sede en California, habló de principios este mes en una conferencia para Ligonier Ministries en Los Ángeles, según el blogger Friendly Atheist.
A MacArthur se le preguntó, “sabiendo que todos somos pecadores salvados por la gracia”, ¿un cristiano gay entraría en el reino de los cielos? Él respondió: “Bueno, no sé si [la pregunta es] para mí, pero nadie es gay.
Si quieres decir con eso, eso es un programado … nadie es gay. Las personas cometen adulterio, cometen pecados de homosexualidad, mienten, roban, engañan”.
“Es como decir: Sabes, sigo robando bancos, pero soy un ladrón, soy un ladrón de bancos, ¿qué voy a hacer? Soy un ladrón de bancos “. Eso no es una excusa para lo que haces“.
Y añadió: “¿Hay ciertos tipos de impulsos que conducen a la gente en esa dirección? Sí.
Pero creo que uno de los aspectos realmente mortales de esto es dejar que la gente se defina como gay.
“No son gay sino un adúltero que está programado para ser obligado por su propia naturaleza a cometer adulterio. Esos son todos los pecados conductuales que son condenados en las Escrituras. Dios no programó a nadie, de tal manera ellos son responsables de ciertos comportamientos”.
MacArthur dijo: “Creo que no hacemos ningún servicio a las personas que están atrapadas en los pecados viciosos de la homosexualidad permitiéndoles definirse por ese pecado. Tal vez sorprendentemente, MacArthur fue menos conservador en la cuestión muy controvertida de si era pecaminoso para un cristiano horneara un pastel para una boda gay.
“No, no es pecaminoso para un pastelero hacer un pastel para una boda gay, más que su pecado para un hombre que dirige un restaurante para servir la cena a alguien que es gay, … el problema es no es si eso es pecaminoso, es si el gobierno federal puede exigir que la gente haga ciertas cosas que van en contra de su conciencia cristiana“.
Aunque advirtió contra la injerencia gubernamental en la conciencia, también dijo: “En realidad pienso que necesitamos mostrar amor a todos, y particularmente necesitamos el bien por todos aquellos que están fuera del reino, así como dentro del reino, tanto como sea posible.