lunes, 18 de junio de 2018

Presidente de Honduras respalda lectura de la Biblia en escuelas públicas

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se pronuncio a favor de quela Biblia se lea obligatoriamente en las escuelas públicas. “Eso es bueno para el país“, dijo.
“Yo soy un ejemplo de ciudadano que desde niño leyó la Biblia. Soy fiel creyente de que es bueno y edifica, y yo mismo soy el ejemplo, aseguro”, afirmó el presidente hondureño.
Hernández defendió su postura, alegando que el articulo 151, que menciona el concepto de laicismo, “no significa que el Estado debe ser ateo”.
“Yo creo que un pasaje de la Biblia, comentado y explicado en el aula de clase a los niños que están en formación y educando, primero, no le hace daño a nadie; por el contrario, edifica”, dijo el mandatario, enfatizando que la Biblia enseña la bondad, honestidad y decencia.
“Soy fiel creyente de que eso es bueno y edifica, y me parece que buscando el mecanismo adecuado en las iglesias, ya sea con manuales que infunden principios, valores y comentan hechos e historias de la Biblia, forman la personalidad del individuo”, argumentó el mandatario.

Pena de muerte para musulmanes que abandonan el islam “Leyes de apostasía”

La validez de esas “leyes de apostasía” fue cuestionada por expertos de la ONU
Recientemente, la Asamblea Nacional de Mauritania aprobó una ley que hace la pena de muerte obligatoria para cualquier persona condenada por actos y discursos considerados “blasfemos” por el islam.
Los expertos en derechos humanos de la ONU, la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (ACHPR) y más de 20 ONG pidieron que el gobierno de Mauritania revise y anule el artículo 306 del Código Penal, que prevé el castigo con la muerte para las personas que infrinjan la llamada “lea antiblasfemia”.
Antes de abril, cuando fue modificada, se preveía que los reos condenados tendrían tres días en que podían “arrepentirse”. Desde el 2014, cuando el blogger mauritano Mohamed Cheikh Ould Mkhaïtir, fue arrestado tras publicar material considerado blasfemo en internet, el asunto es debatido en el país.
Los musulmanes conservadores quieren que las leyes nacionales estén de acuerdo con la sharia, ley religiosa islámica basada en el Corán y en la tradición.
El Ministro de Defensa defendió el cambio en el artículo 306, diciendo que “lo que teníamos antes estaba en contradicción con el código oficial de la sharia. Queremos estar lo más cerca posible de la verdadera ley de la Sharia, así que necesitamos eliminar esa discrepancia entre los dos”.
La percepción sobre apostasía y blasfemia para los musulmanes incluye negar que Allah es el único Dios y Mahoma su profeta. Luego, son “apóstatas” y “blasfemos” a todos aquellos que se convierten al cristianismo y confesan a Jesús. El nombre oficial de la nación es “República Islámica de Mauritania”, desde la independencia, en la década de 1960, donde más del 99% de la población profesa el islam. De la población total de 4,2 millones, sólo unos 10.000 son cristianos.