lunes, 10 de diciembre de 2018

MINISTRA DE EDUCACIÓN ES DENUNCIADA POR 700 PERSONAS EN URUGUAY POR ATAQUES DE ODIO AL LLAMAR “PLAGAS” A EVANGÉLICOS


Este viernes unas 700 personas levantaron una denuncia penal en contra de la ministra de Educación y Cultura en Uruguay, María Julia Muñoz, quien días atrás protagonizó tremenda controversia por incentivar el odio y ofensa al culto tras expresar en un grupo de Whatsapp, que las iglesias pentecostales son un “sector, para no decir plaga, que aumenta”. Entre los denunciantes está el diputado y pastor de la iglesia evangélica Misión Vida, Álvaro Dastugue.
De acuerdo a medios uruguayos el escrito acusatorio indica que “tales expresiones han menospreciado la fe que profesan y practican los denunciantes, sin dudas incitando al odio y a la violencia moral colectiva en contra de sus creencias, además de vilipendiar y menospreciar los valores profesados”.
Asimismo, en el escrito se puede leer “este accionar delictivo se encuentra agravado en función de la investidura de la ministra, titular de la cartera responsable del registro y fiscalización de las entidades religiosas”, según los diarios uruguayos.
Según los denunciantes las aseveraciones de la ministra pueden ser vistas como un delito informático y la denuncia que se introdujo en la Fiscalía, detalla que ofendió derechos fundamentales que tienen que ver con el honor a un culto reconocido en el país perpetrado a través de un medio electrónico de expresión.
El Código Penal establece que “el que públicamente o mediante cualquier medio apto para su difusión pública incitare al odio, al desprecio, o a cualquier forma de violencia moral o física contra una o más personas en razón del color de su piel, su raza, religión, origen nacional o étnico, orientación sexual o identidad sexual, será castigado con tres a 18 meses de prisión”.
También dispone que “el que de cualquier manera ofendiere alguno de los cultos tolerados en el país, ultrajando públicamente a sus ministros o a las personas que profesan dicho culto, será castigado con tres a 12 meses de prisión”.
Álvaro Dastugue, aseguro que en un principio tenía previsto denunciarla solo, pero que luego comenzó a recibir llamadas y mensajes de otras personas que quisieron unirse a la denuncia, y al final se sumaron unos 700 denunciantes, que consideraron se sintieron discriminadas por razón de su fe.
El diputado le pidió públicamente que se retractara, pero la ministra se negó. “Es lamentable observar a un ministro de Estado hablar tan livianamente y sin asumir la responsabilidad de su cargo”, señaló Dastugue en un comunicado.
Además,  agregó: “dichas expresiones de la ministra Muñoz son un atentado a los valores sociales que el país se ha comprometido a defender. Es por eso que vamos a ir hasta las últimas consecuencias en este caso”.