lunes, 24 de junio de 2019

En Suecia Gobierno prohíbe oración en lugares de trabajo

En Suecia, desde la oficina del consejo municipal se aprobó una directriz que prohíbe que los empleados de establecimientos o diversos lugares  como escuelas y oficinas puedan orar durante las horas de trabajo.

En la localidad de Bromölla, al sur de Suecia, esta política decretada está afectando a los trabajadores y su voluntad de querer dirigir una oración para colocar delante de Dios su trabajo.

«Hemos eliminado todo lo que pueda ser una oración»

«En la regulación, hemos eliminado todo lo que podría interpretarse diciendo que puede tomarse un tiempo para orar durante el tiempo de trabajo. Tanto nosotros como los moderados y los demócratas cristianos pensamos que las regulaciones deberían ser más precisas», dijo el presidente del Partido Demócrata de Suecia, Eric Berntsson, quien aprobó la resolución.
Eric dijo que la medida es igual a las políticas que prohíben a los empleados fumar cigarrillos; esta orden es para todas las religiones la cual se aplica en escuelas, hogares de ancianos y oficinas del consejo municipal pero no aplica para las horas de descanso de los trabajadores.

Discriminación Indirecta

Otras personas tienen temor de que esta regla viole su libertad religiosa pues muchos de ellos dependen de la oración para poder hacer un buen papel en su trabajo, por ejemplo los musulmanes son llamados a orar 5 veces al día desde el lugar en donde estén.
Según palabras del órgano político que emitió la aprobación de la orden, esto no estaría violando la libertad religiosa sino protegiéndola pues también incluye el “derecho a evitar la expresión religiosa pública”; otros ya están llamando a la medida como “discriminación indirecta”.

Masacre en África: asesinan a mas de 100 cristianos y las autoridades hicieron nada al respecto

Una masacre contra los cristianos ha ocurrido en Malí, el séptimo país más grande de África, parece haber sido sofocado por los grandes medios en los últimos días. Más de 100 seguidores de Jesucristo fueron asesinados, supuestamente por un grupo de la etnia Fulani, practicantes del islam.
La masacre a los cristianos se produjo en la aldea étnica Dogon, en Sobane, en la región central de Mopti, en Malí. Testigos locales dijeron que un grupo de al menos 50 hombres rodearon el lugar, provisto de vehículos y armas de fuego.
La agencia de noticias internacional France 24 informó de que murieron 95 personas. Las autoridades encontraron diversos cuerpos carbonizados en el lugar. Después de la visita del presidente de Malí, Ibrahim Boubakar Keita, junto al arzobispo de Bamako, un testigo informó que todos los muertos eran cristianos.

Cantidad de cristianos asesinados

El número exacto de muertos es 105. La cantidad de muertos es tan absurda que llama la atención como algo terrible de esa naturaleza no estampó a los principales titulares de periódicos en todo el mundo.
«Todas las víctimas del horror y la barbarie nos recuerdan la responsabilidad que nos corresponde como líderes para reforzar y acelerar los esfuerzos políticos, económicos y de seguridad para la paz y la reconciliación«, declaró el primer ministro Boubou Cisse, que visitó la villa y rindió homenaje a las «víctimas inocentes de la discordia y del odio».
La región está marcada por enfrentamientos étnicos, los cuales también involucra disputas por tierras. Sin embargo, el contexto religioso que prevalece en la motivación de los ataques contra los cristianos, como se indica en numerosos otra similar en países como Nigeria y Níger , donde los radicales de la etnia fulani y Boko Haram se señalan como el principal responsable.
«Cerca de 50 hombres fuertemente armados llegaron con camionetas y motocicletas y, primero, rodearon la aldea y luego atacaron. Todos los que intentaron escapar fueron muertos. Nadie se salvó – mujeres, niños, la edad avanzada«, dijo otro testigo.

miércoles, 5 de junio de 2019

Trump visita iglesia para orar por familiares de fallecidos en tiroteo de Virginia Beach

Con motivo de honrar la memoria y los actos valientes de los caídos en el reciente tiroteo de Virginia Beach, el presidente de EE.UUDonald Trump visitó una iglesia para orar las víctimas, reafirmado así un compromiso mayor con la fe en Cristo del mandatario.
Realizando una parada inesperada luego de pasar tiempo libre practicando deporte, Trump hizo una parada en la Iglesia Bíblica Mclean en Vienna, Virginia; el pastor de la congregación, David Platt, estaba dirigiendo la oración cuando Trump llegó colocándose detrás de él.
Mientras oraba, Platt pedía por las almas de los que fallecieron en el tiroteo y para concluir clamando a Dios para el presidente de su nación le fuera revelada más sabiduría mientras siga siendo el líder de EE.UU, mientras que Trump sin decir nada estuvo atento a las oraciones y antes de retirarse agradeció bajo perfil a los presentes por su oración.
Según el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Judd Deere, el presidente Trump quiso visitar las instalaciones de la iglesia Mclean para visitar al pastor y a su congregación, y así levantar oración por las victimas del tiroteo.
Casualmente la visita espontanea del presidente a Mclean Church se realizó el mismo día en que Franklin Graham convocó una jornada nacional de oración por Trump.