miércoles, 17 de julio de 2019

«Los cristianos son un componente esencial» dice ministro irakí juramentado con Biblia quemada por ISIS

En Irak, un ministro cristiano asumió su cargo usando una Biblia que le quemó el Estado Islámico.

Jawhar Abdumasih Abdoka, es el nuevo Ministro de Transporte y Comunicaciones de Kurdistán (GRC), el cual usó una Biblia quemada por el Estado Islámico.
Abdoka es el único cristiano del nuevo gabinete y dijo que «los cristianos son un componente esencial en la Región de Kurdistán«.
«Como único ministro cristiano del Gobierno de Kurdistán, juré sobre un manuscrito bíblico que fue quemado por miembros del estado islámico en Nínive»,dijo.
«Es un desafío para nosotros, cristianos, caldeos, asirios y sirios, permanecer en la tierra de nuestros antepasados, estamos aquí con la ayuda de nuestros amigos en la Región del Kurdistán», agregó.
Explicó que ha sido testigo de las peores torturas y castigos que se le han hecho a los cristianos en la localidad de Nínive.
El cristianismo es la creencia más fuerte de Irak pero se ha visto fragmentado por la alineación de la religión con política pues ambas van de la mano en el lugar.

Gobierno obliga a niños a presenciar matanza de sus familiares cristianos en Corea del Norte

El gobierno de Corea del Norte obliga a niños familiares de cristianos a estar presente en las ejecuciones de sus allegados.

La causa principal de las ejecuciones es que los fallecidos son seguidores de Cristo, muy rara vez a sus allegados se les entregaba el cuerpo después de su muerte.
Las matanzas de cristianos pasan en lugares como prisiones o campos de trabajo  donde se les condena a hacer trabajos físicos en grandes cantidades.
Muchos desertores contaron que los asesinos estaban “borrachos” cuando llevaban a cabo la acción.
Mirar programas de televisión o hasta robar una vaca es considerado delito de muerte, y en muchos casos no hubo pruebas de los sucedido.
Los eventos reunían a más de tres mil personas donde niños de 7 años eran obligados a mirar el espectáculo.
En la actualidad, toda la población debe arrodillarse ante estatuas de sus antepasados y adaptarse el Comunismo, a lo que han llamado su “propia religión”.