domingo, 5 de julio de 2020

Rusia aprueba inclusión de Dios en la Constitución y matrimonio sólo heterosexual

Los rusos aprobaron 206 enmiendas a su Carta Magna, la cual implica cambios en la vida y sociedad del país.



Aparte de allanar el camino para la posible permanencia de Vladimir Putin en el poder más allá de 2024, la nueva redacción de la Constitución rusa incluye una serie de enmiendas -206 en total- sobre cambios en la vida política y social del país.
Entre las modificaciones en la Carta Magna destacan la inclusión de Dios en la Constitución, el matrimonio como la unión exclusiva de un hombre y una mujer, proteger la familia, maternidad, paternidad y la infancia, así como la prohibición de ceder territorio a otros países.
La Constitución enmendada dibuja un país más conservador y nacionalista. Consagra la “fe en Dios” de los rusos y blinda en Rusia el matrimonio igualitario, al introducir en la Constitución que el matrimonio es la “unión entre un hombre y una mujer”. Remarca que los niños deben ser la máxima prioridad del Gobierno y que los jóvenes del país reciben una educación “patriótica”.
Putin declaró que “la votación evidenció el alto nivel de consolidación de la sociedad en cuanto a las cuestiones clave de implicancia nacional”.
“Rusia adoptó una ley que prohíbe la propaganda del homosexualismo entre menores de edad. Estamos en contra de imponer lo que sea. Y sobre esta cuestión, al criticar a Rusia, no hay que forzar la puerta abierta”, subrayó el mandatario en su intervención.
La reforma constitucional rusa, que permite al presidente Putin optar por otros dos mandatos, obtuvo un apoyo del 77,92% en el plebiscito del 1 de julio, según informó la Comisión Electoral.
El plebiscito contó con un índice de participaron del 64,99 % de los 109 millones de ciudadanos con derecho a voto.
En un caso sin precedentes, más de la mitad de los electores ejercieron su derecho al voto por adelantado, aprovechando que las autoridades abrieron los colegios con una semana de antelación para evitar aglomeraciones y un posible rebrote de COVID-19.

Putin popular

La popularidad de Putin es genuina, a pesar de que se vio afectada durante el confinamiento por coronavirus. El día antes de la votación, el presidente ruso apareció en un mensaje grabado en video frente a un nuevo y conmovedor monumento en honor a los soldados soviéticos asesinados en la Segunda Guerra Mundial.
“Vamos a votar por el país en el que queremos vivir, con educación y atención médica de vanguardia, un sistema confiable de protección social y un gobierno efectivo responsable ante la población. Vamos a votar por un país en cuyo beneficio hemos estado trabajando y que nos gustaría pasar a nuestros hijos y nietos”, dijo el presidente ruso.

fuente: evangelicoDigital.com